Blog de crecimiento y emprendimiento

Pensar… reflexionar… meditaR…

P

Dios nos creo, sí amigo lector, a usted y a un servidor, a su esposa, sus hijos, sus padres y en fin, toda persona que le rodea, a su imagen y semejanza, varón y hembra nos creo. Tenía un propósito?, por supuesto que sí, hacer que la tierra – su creación – fructifique, multiplicarnos como personas para llenar la tierra y ejercer mayordomía y gobierno. Al menos es mi personal y humilde entendimiento.

Sabiendo el propósito, entrego dones a cada uno, regalos como la vida y la libertad y nuestra capacidad para pensar, discernir; reflexionar y meditar; todas capacidades inherentes, propias y hasta que no se demuestre lo contrario, únicas del ser humano, su hermosa creación y solo un poco menor que los ángeles, tal cual también lo afirma su palabra. ¿Usted cree esto de si mismo?

Por supuesto, entre las evidencias extraordinarias y positivas de nuestro pasar por el mundo, muchas de las cuales dan testimonio de estos dones repartidos entre todas las personas del planeta, para algunos se justifica la duda de su existencia y poder, puestos que quizá los menos y entre ellos, perdonen, con genuina humildad, me incluyo, creemos y actuamos así; reconociendo el favor de Dios cuando servimos a los demás. Pero millones, muchos millones dejamos de hacer uso de estos dones – la vida, la libertad; pensar, discernir; reflexionar o meditar – y nos pasa lo que le paso al siervo que habiendo recibido un talento, fue y lo enterró..ya sabrá usted lo que paso con El al leer la parábola de los talentos en la biblia. Mateo 25: 14-30

Siempre me he preguntado, ¿ Humanamente, qué de diferente tiene Isaac Newton, de Bill Gates o de Descartes; Cristóbal Colón, de Steve Jobs o Platón; Marie Courier, de Abraham Lincoln o George Bush; Rubén Darío de Rembrandt o el vecino de su colonia?. Así sucesivamente, es evidente que todos son hombre o mujeres creados a imagen semejanza de Dios, pero algunos usaron sus dones y produjeron en su respectivo campo de acción, transformaciones que aun afectan nuestra vida.

El poder de la Transformación y la Trascendencia viene de la mano, esta en la razón, el alma y el espíritu de cada ser humano sobre la tierra. Se imagina que distinto sería nuestra vida, si todos asumiéramos la realidad de tener este poder con nosotros. Pero,  se vale preguntar ¿por qué, por qué no hacemos uso de este poder?

¿Ha pensado alguna vez en el descubrimiento del fuego por el hombre, hace 1,600.000 años?, si, pensarlo, discernirlo, reflexionarlo, meditarlo o como usted quiera llamarlo. ¿Cómo se vivía antes de este descubrimiento?, ¿Qué transformaciones sufrimos y para que sirvieron desde entonces hasta nuestros días tal descubrimiento?, ¿Qué estudios tenían estos hombres que descubrieron el fuego?. Piense, sí, piense en el descubrimiento de la rueda, hace unos 6 a 7 mil años. ¿Qué impacto tiene en su vida hoy?, ¿Cuál es la diferencia que pudo haber entre los que descubrieron la rueda y usted?

Para muchos, sobre todo en esta nuestra época de tomar decisiones rapidez, practicas, invertir bien el tiempo y ser prácticos y pragmáticos; el pensar, reflexionar, discernir o meditar es casi una perdida de tiempo y de vida, porque supone que hacerlo, pensar, discernir, reflexionar, meditar y filosofar no produce dinero. Triste realidad, pero una verdad verdadera con la que venimos viviendo desde el llamado modernismo hasta ahora el renombrado, postmodernismo.

Antes de la Reforma Protestante del Siglo XVI, el saber leer y escribir; lectura y escritura que también personas como nosotros descubrieron, se reducía a un pequeño grupo de elites de las cortes reales en las monarquías y al selecto clero, en el caso del cristianismo, de la iglesia católica romana de entonces.

Es con la Reforma Protestante y la difusión de la Biblia y el retorno a sus fundamentos que el pueblo deja de ser esclavo de su ignorancia y se abre al mundo y la creación de Dios, desde donde la ciencia, las artes y los sistemas de la cultura occidental se establecen hasta nuestros días. La Imprenta, otro gran invento de entonces, si me lo permiten, el internet de ahora, aporta lo suyo y Lutero, un hombre como nosotros, nacido de nuevo, pecador como nosotros, hijo de una familia y hasta desobediente de sus padres, quien dejándose usar, dejándose fluir en el Espíritu Santo se atreve a plantear sus tesis.

Piénselo, discierna sus tiempos, reflexione y medite en su vida hoy y el futuro. Seguiremos conversando.

Acerca del autor

Juan Callejas
Juan Callejas

[ callejas_juan@hotmail.com ] Guatemalteco de 69 años de edad, casado por 45 años con Ana Lucrecia de Callejas y una familia de ocho hijos, periodista de opinión. Estudios profesionales en Universidad Rafael Landívar, INCAE y post grados en Inglaterra, Brasil y Estados Unidos de América. Amplia experiencia en diseño y ejecución efectiva de programas de comunicación y diseño de Estrategias a nivel comercial y de opinión pública; estratega de campañas políticas, de gobierno e institucionales en Guatemala y El Salvador, así como mercadeo social. Columnista de prensa, catedrático universitario y miembro de juntas directivas de organizaciones sociales y empresariales. Consultor de tiempo completo.

Director del programa Inspiración por la familia que se transmite por Canal 27 los domingos a las 9 de la noche y los viernes a las 10 de la noche.

Comentar

Juan Callejas Por: Juan Callejas
Blog de crecimiento y emprendimiento

MISIÓN
Desarrollar en los Socios Honorarios los talentos naturales con los que Dios los creó.

VISIÓN
Formando a los Socios Honorarios Empresarios y/o Emprendedores con Principios Bíblicos de mayordomía empresarial.

RECURSOS
Capacitación en negocios y principios financieros CON PRINCIPIOS BÍBLICOS. Búsqueda de Nuevos Mercados. Acceso a Panel de Expertos. Acercamiento a aliados estratégicos.

¿QUIÉNES PUEDEN APLICAR?
Socios Honorarios Activos.
Personas que se constituyan como tales.